El Tren: Revalorizando los recursos

En el año 1857 se construye la primera línea ferroviaria desde el centro de la ciudad de Buenos Aires hacia los suburbios- 10 Km. La fiebre ferroviaria en Argentina va del año 1870 a 1914 con capitales argentinos, ingleses y franceses. Llegó a ocupar el décimo lugar en el mundo con cerca de 47000 kilómetros. Hoy sigue siendo la más extensa de Latinoamérica. 

El tren contribuyó en sus comienzos al desarrollo de la Patagonia y con la creación de sus caminos de hierro permitió llegar por los mismos a distintas localidades a las que le dio vida. Hoy POLLOLIN SA reaviva esa idea de pioneros y transporta por tren el alimento balanceado desde ALIBA SA hasta nuestro valle.

Hace más de 10 (diez) años Pollolin S.A. decide transportar por tren el alimento balanceado para la crianza de sus pollos desde Aliba S.A. (Bahía Blanca), para lo cual realiza una combinación estratégica con Ferrosur Roca S.A., resaltando la importancia del tren en las cargas de larga distancia.

El transporte de camiones por carretera es más flexible, Pollolin S.A., aprovecha el gran volumen punto a punto del tren y la complementa con su flota de camiones para poner el producto final en los criaderos.

Equipo de trabajo del tren y flota de camiones…

Factores que decidieron su implementación


Factor económico

Disminuir los costos para lograr que la actividad sea sustentable.


Medio ambiente

El tren ayuda a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2).


Rutas

No sobrecargar las rutas con el movimiento semanal de camiones a lo largo de la peligrosa ruta 22.


Menores accidentes

Se pensó en el cuidado de los propios transportistas, disminuyendo el riesgo de accidentes.


Larga distancia

El mundo piensa en el tren para el transporte de carga a larga distancia.

“Como complemento de esta operatoria posee una flota de camiones con tolvas autodescargables incorporadas para tal fin, que le permite abastecer a los distintos criaderos instalados en el Alto Valle”

¿Cómo lo realiza?

Pollolin S.A. tiene desarrollada una logística muy interesante y compleja. Dispone de dos estaciones de descarga, una sobre el ramal que va a Cinco Saltos, en su propia Planta de Cipolletti, y otra en Mainque (a 60 Km.) sobre el ramal que va a Bahía Blanca.
Como complemento de esta operatoria posee una flota de camiones con tolvas autodescargables incorporadas para tal fin, que le permite abastecer a los distintos criaderos instalados en el Alto Valle. Gracias al trabajo en conjunto, estas dos empresas y su personal especializado logran realizar una tarea tan compleja con mucho profesionalismo y eficacia.

Volvamos a mirar y soñar con el tren como cuando éramos niños.