Pechuguitas Crispy acompañadas con salsas

¿Estás pensando en una celebración con familia o amistades? No te pierdas unas ricas Pechuguitas Crispy con distintas salsas.

Salsa bechamel con queso y hierbas 🧀

Vas a necesitar:
½ litro de leche
½ cebolla cortada en trozos
1 hoja de laurel
1 puerro cortado en trozos
30g de manteca
1 cucharada y media de harina
4 cucharadas de queso rallado
1 cucharada de perejil picado
1 cucharada de cebollín picado

1- Calentá la leche con la cebolla, la hoja de laurel y el puerro hasta que apenas hierva. Dejá reposar 1 minuto y colar.

2- Derretí la manteca en una cacerola. Agregá la harina, mezclá y cociná un momentito.

3- Retirá del fuego y agregá la leche caliente batiendo para que se mezcle bien. Volvé al fuego y cociná hasta que se espese y hierva un momentito. Agregá el queso rallado, el perejil y el cebollín.

Crema de paltas 🥑

2 paltas
Jugo de 1 naranja
Jugo de ½ limón
1 yogurt natural
Sal y pimienta
1 ramo de cilantro o perejil
1 cebolla morada picada

1- Cortá las paltas por la mitad, retirá el carozo y sacá la pulpa con una cuchara. Procesá y agregá el jugo de naranja, el de limón, el yogurt, sal y pimienta.

2- Si queda muy espesa podés agregar agua o caldo hasta que tenga consistencia cremosa. Reservá tapada en la heladera. Servir con la cebolla y el perejil picados

Salsa de tomates frescos y ají 🍅

Vas a necesitar:
6 tomates pelados y sin semillas
1 ramito de hierbas
1 cucharadita de pimentón
½ cucharadita de ají molido
Sal y pimienta
Aceite de oliva

1- Para pelar los tomates, herví agua en una cacerola chica y hacé un corte en cruz en la parte de arriba de los tomates. Pasalos por el agua hirviendo un momentito. Apenas se ve que se desprende la piel retiralos y bajo el agua fría sacales la piel con los dedos.

2- Una vez que están pelados, cortarlos en cuartos y retirales las semillas. Podés licuarlos o procesarlos. Luego, cocinalos en una cacerolita a fuego mediano, para que hierva suave, de 3 a 4 minutos con el ramo de hierbas, el pimentón y el ají molido.

3- Condimentá con sal y pimienta. Retirá el ramito, condimentá y fuera del fuego agregar ½ de aceite de oliva.

También podés acompañarlas con salsa de hongos, mayonesa de zanahorias, salsa alfredo con jamón y queso, crema fría de remolachas… ¡la que más te guste! 😉

También te puede gustar
Guiso de arroz, lentejas y salchicha de pollo
Mini burguers Patagonitas
Pizzetas árabes de pollo
Estofado de pollo con polenta