Compartir lo Nuestro N°10

08
Oct

Compartir lo Nuestro N°10

REVISTA-10Ver revista

Genética, nutrición, sanidad y manejo

Desde el comienzo de la avicultura industrial, en los años 60, el consumo de carne de pollo fue aumentando constantemente. El consumidor fue desafiando al productor exigiendo más y mejores productos.
Pollolin S.A., al igual que toda la industria avícola, fue adaptándose a estos cambios para satisfacer la demanda de sus clientes con buenos productos a menor precio.
Para lograr estos objetivos se trabaja constantemente sobre los cuatro pilares de la producción:GENÉTICA, NUTRICIÓN, SANIDAD Y MANEJO.

Así, partiendo de las razas de aves aptas para la producción de carne ( Plymouth Rock, Cornish, etc.) se fueron seleccionando aquellos individuos que genéticamente transmitían mejoras en el rendimiento, llegando a la actualidad a criar aves de rápido crecimiento, lo que permite ofrecer un producto con excelente calidad de carne y sabor muy agradable al paladar del consumidor. El estudio de los requerimientos nutricionales de estos animales y el acceso a programas de formulación por computadora hizo posible suministrar a las aves alimentos balanceados que cubren todas sus necesidades al menor costo. El progreso logrado por la ciencia veterinaria en sanidad animal permite criar animales libres de enfermedades; y las exigencias de bioseguridad que se establecen en cada granja mantienen a las aves en un estado de salud óptimo durante todo el proceso de crianza.
Por último, debemos comentar el enorme aporte que la ingeniería ambiental hizo a la producción animal, y avícola en particular, al diseñar alojamientos para aves que permiten suministrar el mayor bienestar durante cada etapa del desarrollo.
Pollolín S.A., en toda su trayectoria, ha logrado estar a la vanguardia de los avances que la ciencia y la tecnología aportan para poder producir pollos. Los animales son seleccionados, alimentados con balanceados de excelente calidad, en un ambiente saludable, lo que permite ofrecer productos que satisfacen las demandas de un mercado cada vez más exigente. Esto obliga a la empresa a redoblar el esfuerzo de trabajo y capacitación para alcanzar los estándares que cada día demandan mayor inversión y eficiencia en la producción.

Dr. Edgardo

Leave a Reply